691 037 152 / 913 027 369 saicoclimatizacion@hotmail.es

El tiempo que vivimos, el que sentimos, nada tiene que ver con la mecánica uniforme de un reloj. Son más bien momentos dotados de intensidad y movimiento. Si los aprovechamos, pueden ayudarnos a convertir nuestra vida y nuestras relaciones en auténticas obras de arte.

Hay momentos que transforman el curso de una vida o de una relación. En esos momentos de especial intensidad, un par de palabras de más o de menos pueden significar una cambio radical. O tal vez la ruptura o un nuevo comienzo.
Apreciar más el instante y conectar más con los demás puede permitirnos saborear la incertidumbre del momento. Puede crear una resonancia única con la otra persona que solo se va a producir esa única vez.

La contemplación de una puesta de sol puede fascinarnos durante varios minutos. Pero cada pocos segundos está variando el foco de nuestra atención. A veces, cuando apreciamos más el instante, el tiempo se detiene y un instante puede durar una eternidad.

Aprecia más cada instante que te da la vida porque no te lo dará dos veces

La sintonía es una sensación auténtica de conexión con los demás, de conocer a alguién profundamente, de captar su esencia en ese mismo momento.
Cuando apreciamos más el instante presente los demás sienten que sintonizamos con ellos, se sienten sentidos por nosotros.
Conectar más con los demás parece sencillo, pero en muchas ocasiones no estamos abiertos a elloporque las preocupaciones pueden limitar nuestra manera de captar a los demás.

Cuando dos personas mantienen una conversación fluida, con cierto grado de intimidad, sus respiraciones así como sus gestos y posturas tienden a armonizarse.

Te propongo actividades para apreciar más el instante presente:

  • Empieza abriendo tus ojos y maravíllate de todo lo que puedes ver. Todos esos hermosos colores que están ahí solo para que los aprecies. Observa la naturaleza que tan rara vez observamos. Míralo y maravíllate de cómo va cambiando cada momento a momento.
  • Ve a un sitio tranquilo y pon atención a todos los olores que percibes. Escucha todos los sonidos que llamen tu atención, observa todo lo que te rodea y piensa cómo es y cómo te sientes.
  • Duchate y siente el agua en tu piel, el olor del jabón, la temperatura del agua, el ruido que hace al caer, todo. Aprovecha para relajarte, desconéctate de todo, menos de ti.
  • Mira a los ojos a las personas que conozcas. Cada uno de ellos es único, tiene una vida única y dentro de millones de personas, se encuentra en tu camino en este momento. Abre tu corazón y aprécialos con una sonrisa y un saludo amable, conecta más con los demás.

https://www.youtube.com/watch?v=6ACHOOkzRhc